Hablemos del cuidado del hogar. Reflexionemos sobre la frustración que puede generar ejecutar todas las acciones que esta actividad requiere y de lo difícil que puede ser generar los hábitos y costumbres bajo la cual se sustenta. En especial porque casi siempre es una materia que se aprende sin estructura y hasta de manera intuitiva.

Cuando inicié mi vida como “administrador” de una casa me sentí obligado a recurrir a consejos y textos diversos que me ayudaron a entender a plenitud los temas fiscales y legales asociados, así como algunos procesos y técnicas necesarios para lograr el objetivo de cuidar el hogar. En ese sentido, internet está repleta de manuales y tutoriales; desde listas básicas de verificación hasta la popular serie de Marie Kondo. Sin embargo, nunca encontré información suficiente para satisfacer la necesidad de protección civil y seguridad que tiene todo domicilio. Hoy contribuyo a resolver esta ausencia.

Por razones que no vienen al caso, mi desarrollo profesional me ha acercado a las políticas de reducción de riesgos y a la protección personal y poco a poco fuí transmitiendo esas habilidades a la gestión de la seguridad de mi hogar. Hoy me di a la tarea de sistematizar esto en una lista de verificación muy sencilla de utilizar y que pongo a disposición del mundo de forma gratuita esperando que sea de utilidad y que sirva de motivo para hablar de estos temas con tu familia.

Puedes descargar aquí el archivo PDF.

La lista se ofrece sin ninguna garantía y tal como está. Se autoriza su reproducción SIN fines de lucro y conservando la fuente.

Instrucciones:

Cada 6 meses se deben realizar las verificaciones sugeridas en el listado. Marzo es un buen momento para hacerlo porque ya ha pasado la vorágine del inicio del año y, en el caso mexicano, permite hacer coincidir el segundo momento de verificación con el mes de septiembre, época de simulacros y capacitaciones en protección civil.

La primera vez que se realiza la verificación y dependiendo de qué tan descuidada esté la seguridad en tu hogar, podrías requerir hasta 6 horas para concluir con el listado. El lado amable es que mientras más avances logres en los cuidados de tu domicilio, las siguientes verificaciones serán cada vez más rápidas. Por ejemplo, actualmente sólo dedico dos horas al año a realizar estas verificaciones.

Es importante advertir que esta lista no sustituye los planes de seguridad ni alcanza para satisfacer necesidades específicas de personas con un nivel de riesgo por sobre el promedio; por ejemplo, defensoras de derechos humanos, oficiales gubernamentales, periodistas de investigación, etc. Para esos casos especiales es mejor acudir a una asesoría profesional.

(Foto de pxhere.com)