conlacicutaenelbolsillo.net es la columna de opinión de Eduardo Muñiz.

 

Y también una metáfora que nos recuerda la última lección del pensador Sócrates, quien ante las dificultades y tentaciones de la vida pública, prefirió la muerte antes que faltar al compromiso con su sociedad.

Según cuenta la historia: corría el año 399 cuando el protagonista de El Fedón fue injustamente acusado de “deshonrar las tradiciones”; siendo condenado a muerte mediante envenenamiento por cicuta (Conium maculatum); una planta de pequeñas flores blancas muy tóxicas. Aunque los discípulos del filósofo le aconsejaron huir de la ciudad para salvar su vida, él prefirió acatar la sentencia antes de verse obligado a vivir lejos de su comunidad, faltando a la ley.

Independientemente de cualesquiera otras de las ideas del ateniense, su voluntad para afrontar la muerte y su negativa a sobrevivir el exilio de la polis, constituyen una lección fundamental: Nuestras vidas deben estar regidas por la búsqueda de la verdad, la defensa de nuestras convicciones y un constante y sincero compromiso con el bien de nuestra comunidad.

Eduardo Muñiz Trejo es politólogo por formación y ciudadano de vocación.

Ha dirigido diversos proyectos de participación ciudadana y de observación electoral; coordinado una campaña independiente y participado con grupos de vecinos en procesos de empoderamiento social.

Colabora en las organizaciones de la sociedad civil: Amnistía Internacional, Asociación de Scouts de México y Metrópolis: Espacio público, ciudadanía y democracia. También es integrante del Consejo consultivo del Fondo de Excelencia Académica Lomnitz-Castaños; que se dedica a promover la formación académica de talentos científicos para el país.

En sus ratos libres gusta de practicar senderismo y se confiesa admirador de Chantal Maudit, de quien recuerda su biografía resumida en la frase: “Persigo la felicidad. Y la montaña responde a mi búsqueda”.