¿Cómo dejar de planchar?

By |2017-12-27T07:21:33+00:00December 31st, 2010|Categories: Libro de recortes|

Si bien es verdad que aproveché el día de los Santos Inocentes (En México es el 28 de diciembre) para realizar un manifiesto-broma en contra del planchado de la ropa, también es cierto que lo decía un tanto en serio.

Es decir, seguramente a nivel mundial se destina mucha energía eléctrica al planchado de la ropa, lo cual desde luego me parece una tontería absoluta pues es una actividad verdaderamente innecesaria, es como si mantuviéramos encendida la radio sin sintonizar estación alguna. No es necesario quitar las arrugas de la ropa, de hecho es ilógico hacerlo, para que se den una idea: en promedio una plancha consume 630W en una hora, mientras que un refrigerador mediano 300W. También consideren que ocho bombillas encendidas simultáneamente consumen 480W y que una TV de plasma de 43” necesita 360W. ¿Verdad que planchar requiere demasiada energía eléctrica?

Y dado que incluso las fuentes de energía “sustentable” contaminan en alguna medida ¿No sería lo más lógico y saludable para el planeta dejar de planchar la ropa?

Falta pensar en la horas que se desperdician en esa labor ¿Qué cosas podrías hacer si dejaras de planchar la ropa? ¿No sería mejor?

En fin, sin duda será un tanto difícil andar por el mundo lleno de arrugas pues se consideran “estéticamente” feas. Por ello, os doy algunos tips que minimizaran las arrugas en su ropa y les ayudaran a liberarse del martirio de la plancha:

 

  • Al comprar su ropa consideren que las prendas de 100% algodón se arrugan mucho más fácil que otras telas.
  • La ropa se debe lavar con agua fría siempre, así se obtienen menos arrugas, aunque es más difícil sacar la suciedad. Cada caso debe ser considerado.
  • En cuanto termine de lavarse la ropa hay que ponerla a secar. La mayoría de las lavadoras incluyen ciclo de centrifugado, no lo dejen ser. La ropa debe estar bastante húmeda cuando la colguemos, de esa forma cuando el agua escurra ayudará a quitar las arrugas.
  • Si puedes, extiende completamente la ropa cuando la pongas a secar. Incluso intenta tenderla en sus respectivos ganchos.
  • Si se usa el ciclo de lavado en “fino” o “delicado” la lavadora es menos agresiva con tu ropa y la arruga menos.

 

Esperando que les sean de utilidad me despido con el último consejo: Si son jefes, supervisores, padres o profesores, consideren la importancia del medio ambiente y la libertad individual antes de amonestar a un subalterno por no traer bien planchada su ropa.