Breves comentarios sobre el Consejo Nacional 2014

Cada año la Asamblea Nacional de Asociados (ANA) de la Asociación de Scouts de México A.C. (ASMAC) elige a una parte de los integrantes de su Consejo Nacional. Si bien este órgano no es formalmente el punto más alto de la estructura, lo cierto es que operativamente gobierna a plenitud la Asociación ya que en él se toman las decisiones más trascendentes que no pueden esperar un año a que se reúna de nuevo la ANA. Por ello es importante saber quiénes lo integran.

Para ser Consejero Nacional, además de satisfacer algunos requisitos personales (como tener más de 25 años de edad), se requiere gozar del favor de los Asociados ya que la elección de Consejeros se realiza por votación en el pleno de la ANA. Pero tristemente, regularmente esta votación es poco informada y a veces no es del todo representativa ya que muchos Asociados no ponen la atención debida a este proceso.

Por ese motivo, en 2011, siendo Asociado, realicé un análisis amplio sobre los candidatos. Aquel escrito tuvo éxito ya que, además de acumular cientos de visitas y generar interesantes hilos de discusión en redes sociales, ayudó a que mis compañeras y compañeros del pleno pudiesen elegir mejor.

En años posteriores mis ocupaciones laborales y personales no me permitieron publicar, más allá de breves comentarios en redes, análisis al respecto y eso es algo que lamento mucho porque al parecer ningún otro Asociado se ha sumado a la iniciativa.

Si bien debo confesar que este año afortunadamente tampoco me da tiempo para realizar un estudio a profundidad (prueba de ello es lo descuidado que tengo el blog), tampoco quiero volver a dejar pasar la oportunidad así que dedicaré unas pocas líneas a cada candidato, esperando que los Asociados en funciones (en especial los Rovers) realicen un mejor trabajo.

 

Sobre la Asamblea

El año pasado la Asociación anunció vía Facebook (que parece ser canal preferido por sobre el sitio web) que firmó un acuerdo de colaboración con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). En aquel momento, pese a mis solicitudes mediante correo electrónico y mensajes en Facebook (que aunque es ampliamente utilizado por Oficina Nacional para emitir información y comunicados, se resisten a considerarlo “canal oficial”) nunca quisieron compartir una copia del acuerdo.

Ante la indiferencia, ni un: “Recibido. No moleste.” me dieron, solicité a la Oficina del Abogado General una copia del acuerdo. Sin embargo, me respondieron que sí  estaban enterados del reconocimiento que la ASMAC entregó al Rector pero que no tenían el documento referido y me canalizaron directamente a la oficina del Rector, pero la verdad me dio flojera continuar lidiando con la burocracia. ¡Vamos que no soy reportero!

Traigo esto a discusión porque este año la Asamblea Nacional de Asociados tendrá lugar en el auditorio Antonio Caso ubicado en Ciudad Universitaria. Tal parece que por fin cosecharemos el primer beneficio del “ultra secreto” acuerdo de colaboración.

Personalmente me alegra que dos instituciones a las que pertenezco trabajen en conjunto, pero agradecería algo de transparencia. Nada les cuesta publicitar el documento.

También me gustaría que el Consejo Nacional explicara por qué asistir a la Asamblea tendrá un costo monetario de hasta $1,000.00 pesos. En años pasados (aún cuando la Asociación tiene un presupuesto de al menos $100,000.00 pesos mensuales) justificaban el pago aduciendo que la ANA se reunía en salas de hotel rentadas. ¿Acaso la UNAM nos va a cobrar? ¿Y entonces como para qué sirve el acuerdo de colaboración?

 

Sobre los suspirantes al Consejo

Este año los Asociados tendrán que elegir entre ocho personas a los que gobernarán la Asociación. Para no faltar a la tradición, de esos candidatos el 62% son hombres y en promedio tienen 45 años de edad (casi el doble que el requerido para el cargo) y llevan 8.6 años sin participar en un Grupo Scout. Es decir: hay una gran brecha entre ellos y los jóvenes del movimiento.

Tres de los candidatos ya han sido Consejeros (incluso uno fue Director Ejecutivo de la ASMAC) y otros dos han participado directamente con el Consejo Nacional. Pero todos mantienen vínculos de amistad y hasta laborales entre sí. ¿Acaso nadie ha escuchado el término “renovación de élites”?

Procedamos pues a revisar a los candidatos en estricto orden de edad.

 

 Karla Cecilia Véjar Leal

De origen chilango, la licenciada en Administración es una de las tres mujeres que aspiran a ser Consejeras Nacionales. En su muy escueto currículum (extraño aquellos tiempos en que los candidatos decían más de si mismos),  únicamente refiere su participación como consultora en Grupo CINTE, empresa dedicada a proveer servicios de tecnologías de la información.

Sin embargo, según transparencia gubernamental, también mantuvo un contrato por honorarios con la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) durante 2005 y 2006. Años en los que trabajó en la Dirección General del Servicio Exterior y de Personal junto con otra candidata: Janintzizic Solórzano Espinosa. ¿De pura casualidad ellas no se habrán encontrado en los amplios pasillos de la SRE al otro candidato José Luis Cárdenas?

En cuanto a su vida como Scout, es más bien corta. Tan sólo 5 años como muchacha (en lo que actualmente sería Tropa y Comunidad) y 2 años como Scouter. Y hace 11 años que no trabaja a nivel Grupo.

Si bien asegura haber participado en diversas ONG’s, creo que se encuentra bastante alejada del Escultismo Real: aquel que se da en sección.

 

Jorge Arturo León y Vélez Avelar

Cuernavacense de 38 años, estudió la maestría en ingeniería informática en la Universidad Panamericana, institución privada donde ha dado clases (aparentemente sin mucha aceptación entre sus alumnos) y en la que básicamente ha transcurrida toda su vida laboral. Actualmente se desempeña en esa Universidad como Director de Posgrados y Extensión Universitaria.

Ingresó al movimiento a los ocho años de edad (1984) y tuvo una larga vida Scout (13 años). Conoció directamente la Manada, la Tropa y el Clan. Se desempeñó durante 5 años como lobatero, abandonó el nivel grupo por más de una década y luego incursionó brevemente como Vocal de Grupo. En 2012 regresó a la Oficina Nacional en el puesto de Tesorero.

Según me parece, la verdadera vocación de Arturo León es el escultismo burocrático.

Arturo tiene además en su historial Scout el destacado título de ser, según entiendo de sus propias palabras, el primer Director Ejecutivo Nacional (Ejecutivo significa que recibía salario) en aceptar públicamente que fue despedido del cargo en 2010.

Cabe destacar que en 2011, como parte de su candidatura al Consejo Nacional (una de tantas), declaró que fue gracias a Emilio Goicoechea (polémico personaje) que Arturo dirigió la Asociación durante seis años.

“gracias a la confianza que Emilio Goicoechea tuvo en mí, es que el Consejo Nacional me seleccionó para ocupar el cargo de Director Ejecutivo”

¿Acaso basta la voluntad de Goicoechea para que todo el Consejo se alinee en una decisión tan importante? De ser así, ¿quién fue en realidad el Director de la Asociación?

 

Janintzizic Solórzano Espinosa

Con 39 años de edad, esta chilanga se desempeña como Encargada del Sistema de Gestión de Calidad Total en la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y es una de las candidatas que lleva más tiempo sin pisar un Grupo Scout: la última vez fue en 2000 como Jefa de Manada (su único cargo en Grupo).

En contraste, en la Oficina Nacional ha tenido una prolífica actuación. En su currículum lista más de quince tópicos de su actuación en Nacional, entre los que destacan su actuación como Comisionada para el Crecimiento de 2007 (ella se atribuye el aumento de 5 mil miembros en la Asociación); la realización del primer estudio de mercado de la ASMAC; y un análisis mercadológico de la Asociación. Es pues una empresaria Scout.

 

Mauricio Javier Orduña Pérez

Otro chilango más (que poca representación nacional hay en el Consejo). Mauricio tiene 48 años y un historial que es o muy tibio y gris, o que está muy bien guardado, ya que con el tiempo disponible no pude encontrar nada que decir de él; excepto un juicio que no ventilaré por ser del ámbito estrictamente privado.

Es Licenciado en Pedagogía y se desempeña como responsable de Protección Civil en la Dirección de Educación Especial de la Secretaría de Educación Pública (SEP), institución donde ha desempeñado diversos cargos.

Nunca tuvo vida como muchacho Scout. Su único acercamiento a sección fue su breve estancia de dos años de Jefe de Tropa. Después se desempeño en el cargo de Jefe de Grupo. También sirvió como Presidente de Provincia, pero nunca ha desempeñado un cargo a nivel nacional. La última vez que trabajó en Grupo fue hace 3 años. 

 

José Luis Cárdenas Cortés

Con 43 años de edad, el Licenciado en Derecho por la UNAM (hay quienes afirman que no está titulado, pero yo no afirmo ni sugiero nada) se ha desempeñado sin demasiado éxito en el área del derecho internacional.

Actualmente trabaja en la Secretaría de Relaciones Exteriores como consultor jurídico y en general no hay mucho que decir de su currículum civil que parece ser más bien pequeño.

En cambio, su currículo Scout es bastante largo. Ingresó a las filas del movimiento a los nueve años de edad (1979) y sabe por experiencia propia lo que es la Tropa y el Clan. Fue Scouter de Tropa y Clan durante 9 años, después se retiró del movimiento durante 2 años y regresó para ocupar la subdirección Nacional de Relaciones en la ASMAC. Desde entonces nadie lo saca de las grades ligas.

¡La última vez que pisó un Grupo Scout fue hace 16 años! Y todo apunta a que no tiene intensiones de hacerlo pronto. En verdad no entiendo el poco gusto que algunos tienen por la vida civil.

Es ampliamente conocido por la membrecía por ser el coordinador general de “los latas“. También se le adjudica el proyecto “Scouts Academy” (Cisco Networking Academy México) y la organización de diversos eventos nacionales, incluyendo la comisión de relaciones públicas y de seguridad del muy discutible Moot Mundial realizado en Puebla en el año 2000. Y hay quienes dicen es la “mano que mese la cuna”, “el poder tras bambalinas” en la Oficina Nacional.

En Junio de 2010 Ana Gabriela Torres aseguró en redes ser víctima de acoso institucional, instrumentalizado por José Cárdenas después de que ella co-organizó una ofrenda en Plaza Río de Janeiro para honrar a dos hermanos Scouts que habían sido asesinados al regresar de actividades. En aquel entonces Oficina Nacional no reconocía a nuestros muertos, sino que hacía todo lo posible por ocultarlos.

 

Eliud Karina Salazar Martín

La Guanajuatense de 47 años tiene estudios truncos en la Licenciatura en Informática y se desempeña como “Profesionista especializado” en el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Jamás tuvo vida Scout. Se desempeñó durante una década como Manadera y durante 9 años de Jefa de Tropa Femenina. Nunca ha participado en Oficina Nacional pero ha tenido tiempo suficiente para dobletear funciones en Grupo y en nivel Provincia, donde llegó a ser Presidenta de Aguascalientes.

Es pues una Scouter sin tiempo para la vida civil, lo cual no es necesariamente un cumplido pero se le reconoce.

 

José Francisco Coppe

Otro nacido en el Distrito Federal, pero que hace muchos años no deja Acapulco. Tiene 57 años de edad (está entre los viejos). Estudió Medicina en la Universidad Autónoma Metropolitana. Ha trabajado para el Instituto Mexicano del Seguro Social durante más de dos décadas (algo raro en estos tiempos líquidos).

Su vida Scout la inició a los 14 años en 1957 y desde entonces no ha interrumpido su participación en el Escultismo. Vivió como Tropa y Clan 8 años y luego fue 3 años Scouter (2 en manada y 1 en tropa). Desde entonces ha ocupado sólo cargos burocráticos, de echo hace 17 años que no trabaja en nivel grupo ¡Todo un récord!

Se desempeñó largo tiempo como Presidente de Provincia y ahora busca su reelección en el Consejo Nacional.

 

José Federico Guillermo Pereda Díaz

El largo nombre de este Lic. en Arquitectura de origen poblano no es lo único extravagante en él. Según el currículum que presentó para postularse como Consejero Nacional, José Federico Guillermo dejó la Tropa Expedicionaria a los 21 años y salió del clan a los 27 años de edad ¡Debe ser el Rover más viejo del país!

Ha servido como Subjefe de Tropa, vocal de Grupo, Jefe de Grupo y Presidente de Provincia, pero nunca ha desempeñado algún cargo a nivel nacional. Pero lo cierto es que mientras no revele la formula de la eterna juventud, no confiaría mucho en su currículum

 

A manera de conclusión

La Asamblea Nacional de Asociados es un asunto muy complejo. Si bien formalmente en ella descansa la posibilidad de transformar al Movimiento, lo cierto es que el desconocimiento y el desinterés de los miembros de la ASMAC la mantienen como un mero espacio protocolario donde casi invariablemente se aprueba (luego de gastar mucha saliva) la agenda y objetivos de aquellos que tienen tiempo y ganas suficientes para dedicarse de lleno a la “grilla” esculta.

Ojalá pronto los Asociados que no pertenecen al pequeño grupo que ha monopolizado la discusión y las decisiones (que es fácil de detectar viendo el historial de integrantes del Consejo Nacional y las cartas de apoyo de los candidatos) se pongan pronto a trabajar, a leer los Ordenamientos y disposiciones legales, y actuar con mayor consciencia política durante su cargo.

LO AQUÍ ESCRITO NO REFLEJA NI EXPRESA NECESARIAMENTE EL PUNTO DE VISTA DE LA ASOCIACIÓN DE SCOUTS DE MÉXICO A.C.

Si te gustó este artículo, puedes citarlo así:

Muñiz, E. (2014, Marzo 30). Breves comentarios sobre el Consejo Nacional 2014 [entrada del blog]. Con la cicuta en el bolsillo.net. Consultada en: https://conlacicutaenelbolsillo.net/2014/breves-comentarios-sobre-el-consejo-nacional-2014/ el 19-08-2017.